Carta de una mamá arquitecta

aacesibilidad-carrito-mama-madre-stepienybarno-correos-

Hoy me gustaría compartir con vosotr@s Carta de una mamá arquitecta que publicamos en el blog de Stepienybarno en ocasión de Día de la Madre. Nuestra profesión vive una época difícil, más difícil aún para las mujeres jóvenes que se plantean ser madres. Así que, os dejo con la realidad de esta mamá arquitecta y su experiencia.

“Creo recordar que era Moneo quien le daba gracias a Dios por dejarle “ver el mundo con ojos de arquitecto”. Pues bien, entendiendo perfectamente la idea de la frase; pero, yo no creo que sea tan bueno si en vez de ser arquitecto, arquitecto de renombre, eres arquitecta, arquitecta de batalla. Me explico; desde el propio embarazo, hasta el paritorio, comentado líneas arriba, hasta la ciudad hostil en la que vivo, pensada y diseñada por una sociedad patriarcal, no dejan muchos rastros de amabilidad. En estas urbes, lo principal ha sido  que el hombre llegará rapidito en coche al trabajo y temas fundamentales como  los espacios para los niños no se cuidaron ni lo más mínimo.

Si no han llevado un carrito con un bebé durante horas, les recomiendo que hagan la prueba para ver la cantidad de estrechas aceras que nos rodean, la infinidad de bordillos que dificultan nuestra movilidad, la intranquilidad que generan ciertas zonas si no eres un  hombre joven y fuerte, lo que cuesta encontrar unos columpios en condiciones (no les digo nada cuando llega el invierno y no hay ni uno cubierto), y así decenas de temas que tan bien denuncia Francesco Tonucci en su maravillosa Ciudad de los niños.

Porque, si algo tengo claro después de mi propia experiencia es que, un colectivo que no valora a los más jóvenes, tiene mucho que aprender; que una sociedad que no cuida el momento más importante de cada ser humano, su propio nacimiento, está más enferma que nunca; y que unos políticos e inmobiliarios que han construido una ciudad para el automóvil, en vez de para las personas, no merecen nuestra confianza.”

Aquí el texto completo.

 

 

Avatar de Agnieszka Stepien
Cada día me transformo en una persona más plena gracias a los que me rodean, a mi pequeño Bruno (2 años) y mi pareja, Lorenzo. Hago muchas actividades (investigación, arquitectura, escribir el blog de Stepien y Barnó) y me interesan otras muchas… Desde el momento en el que me lancé a la aventura de la maternidad aprendí muchísimo sobre la crianza con apego y el cuidado infantil, pero también sobre ser mujer o por donde está trazado el camino hacia una vida más feliz (aquí me sirvió ser terapeuta Gestalt en formación). En este proceso he encontrado estupendas personas que han compartido conmigo su experiencia de ser madre. Me ayuda muchísimo el constante apoyo que me dan las reuniones de la Liga de la Leche o del grupo de crianza Besoetan. Ahora me toca a mi devolver el regalo que he recibido, compartiendo con vosotr@s mis vivencias.

Posts relacionados

La importancia de ser madre a través de la Bioneuroemoción

La importancia de ser madre a través de la Bioneuroemoción

Miomas uterinos: las heridas de una mujer desvalorizada

Miomas uterinos: las heridas de una mujer desvalorizada

Cómo convertirse en una madre paciente

Cómo convertirse en una madre paciente

Ser madre consciente, ser padre consciente…

Ser madre consciente, ser padre consciente…

La peatonalización, mi carrito y yo.

La peatonalización, mi carrito y yo.

10 cosas que los niños necesitan que el dinero no puede comprar

10 cosas que los niños necesitan que el dinero no puede comprar

Deja tu comentario

Tu correo electronico no se va a publicar.

*

Tienes a tu disponibilidad estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

Abrir la barra de herramientas