¡¡¡Tengo una buena noticia!!!

¡¡¡Tengo una buena noticia!!!

Desde que nos embarcamos en el mundo de la maternidad, veo carritos de bebés por todas partes, no paran de darme noticias de que alguien está embarazada, o de encontrarme en los mismos sitios a todas esas mamis con sus bebés… no creo que ahora haya aumentado la natalidad de repente, sino más bien mi cerebro elige lo que quiere ver…y ahora observa de manera selectiva…  Nunca imaginé que esta nueva etapa de mi vida iba a cambiar mi manera de disfrutar el mundo. Seguimos paseando por la ciudad, pero siempre atentos a qué bar tiene un cambiador, en que terraza nos podemos sentar cómodos, qué itinerario es más accesible, dónde están los ascensores de los edificios… Intentando siempre hacer lo que nos gusta, es inevitable que ciertas cosas cambien. Ya no apunto en la agenda las mismas cosas, lo que estaba repleto de reuniones, cursos, conferencias, clases etc… ahora o está vacío o tiene cita del pediatra y cursos de masaje infantil… Mucha gente tiene miedo a ese cambio, me han preguntado si echo de menos la vida tan activa que llevaba antes, si siento que ya no voy a poder hacer las mismas cosas, si ya no soy la mujer que era… y claro… yo respondo llena de orgullo que soy mejor!!! estoy completa porque hago lo que deseo hacer pero con la compañía de una minifamilia. Ya he asistido a conferencias con Mateo, a la obra a supervisar el hierro,  a dos bodas, me he ido de copas (las terrazas del verano permiten que te tomes algo con los amigos y poder pasear un carrito), visitado museos e itinerarios culturales, a las actuaciones nocturnas de la noche de los museos en Cartagena,  y hemos hecho mas de tres mil kilómetros de viaje … supongo que la que es activa es activa… y mateo me acompaña siempre muy fiel a todo lo que le propongo…

mateo y yo

El caso es que he recordado el momento en que descubrimos que íbamos a ser papás, hace ya un año, y también cómo le dimos la noticia a nuestras personas queridas, a los que iban a ser abuelos por primera vez, o tíos, a los primos-tíos, a los amigos… Ese momento en el que le dices al mundo que algo va a cambiar…

La primera vez que fui testigo de algo así tenía dieciocho años, acababa de empezar la universidad, y era noche buena… una gran amiga de nuestra familia nos dio como regalo de Navidad un papelito, mi madre lo abrió y se echó a llorar!!! debía ser una ecografía o algo así, y ella nos dijo… «Mirad lo que os ha traído Papá Noel»… lo recuerdo con ilusión y con mucha emoción… Ahora, Mateo usa la cuna-parque de ese bebé, la canastilla y otras muchas cosas… y además yo aprendo mucho de esa mamá…

Últimamente muchas personas cercanas tienen noticias como esta para darnos, con una foto del «predictor», enseñando unos patucos, una foto de la barriguita… incluso gracias a nuestra era tecnológica gente que está lejos puede compartir ese momento más cercano con un video o un skype… y podemos decirle mundo que estamos llenos de felicidad porque vas a ser madre o padre, y de que tu vida va a cambiar para muchísimo muchísimo mejor…!!! ¿cómo disteis vosotros esa noticia? ¿cómo lo vivisteis?

IMG_20140811_162907

Avatar de Mar Melgarejo
Mama recién estrenada, un maremoto de energía a veces en las nubes, arquitecta de profesión y docente de corazón, comparte ilusión como profesora de docencia sonrisa, sueña a ratitos como investigadora haciendo el doctorado, y toca el violín cuando le dejan... ahora a tiempo completo con Mateo! twitter: @marenlasnubes

3 Comentarios

  1. ampa - 2 septiembre, 2014, 10:12 Responde a este comentario

    En el fondo eres una «malaamadre» y lo sabes!! jajajajaaaa no dejar de lado tu vida anterior, si no incorporarla a la nueva faceta y disfrutarlo más si cabe, es parte del espíritu de el club de las malasmadres!!!
    Recuerdo el momento en el que me enteré de tu embarazo, y es en esos momentos en los que te das cuenta de lo mucho que te importan ciertas personas, cuando sólo puedes llorar de felicidad por lo que les viene!!!
    Lo mío fue de risa, y de traca, ya sabes, la cerveza de los miércoles con las amigas del pueblo se convirtió en una «pequeña prueba de embarazo sin importancia» y bueno, el resto es historia…
    pero sí recuerdo el momento en el que te lo conté a tí y a otra de las personas más importantes de mi vida, cuando ella se casaba, el día que éramos los testigos de su boda, entre lágrimas, os conté que iba a ser mamá, y aún lloré más cuando ví vuestras caras, cuando os abrazé y noté que íbais a estar más cerca de mí si cabe, siempre he sabido que con un pequeño silbido os tengo cerca, pero esa época fue mucho más intensa, cuando a la llamada de «estoy en el hospital» tardásteis horas en hacer los respectivos km para venir a ver a la pequeña M, cuando cada vez que se separa de vosotras se le rompe el alma, y… todo ésto ahora es recíproco, y nos queda mucho por vivir, y muchos primitos que conocer, y… sí, la maternidad es la mejor de las experiencias, sin duda, y más, si se tiene a personas como tú alrededor.
    =D

    pd_hoy estoy sensible, qué pasa!!!

  2. Mama Nido | ¿Qué le dirías a una mujer embarazada? - 1 octubre, 2015, 9:43 Responde a este comentario

    […] algo tan emocionante que sólo dar la noticia ya es motivo de reflexión, ya lo contaba en otro post… creo que es tan trascendental que merece pararse a pensar e […]

Deja tu comentario

Tu correo electronico no se va a publicar.

*

Tienes a tu disponibilidad estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

Abrir la barra de herramientas